¿Qué son las Constelaciones Familiares?

Las Constelaciones Familiares son un camino profundo de conexión con el ser, una herramienta de crecimiento personal, familiar, grupal. Nos ayudan a mirar el mundo a nuestro alrededor de una forma nueva. Al percibirlo desde esta nueva mirada, más amplia que la habitual, surgen soluciones donde antes percibíamos un callejón sin salida.

Este método y filosofía para la vida es la culminación de muchas vías psicoterapéuticas, sabidurías ancestrales y herramientas al servicio de la vida. 
Contempla la dimensión transgeneracional de nuestra existencia y poco a poco, cada vez más, se va descubriendo el soporte científico que hay detrás de lo que en principio parecía inexplicable. Por ello, aunque muchos terapeutas alternativos la están utilizando, su fundamento y potencia hace que su incorporación a las universidades y uso por instituciones y empresas de todo el mundo, sea cada vez mayor y haya tomado fuerza a nivel mundial.


Así,  hoy podemos descubrir a través de las Constelaciones Familiares que formamos parte de un sistema familiar que se comporta como un sistema orgánico y que hay ciertas leyes biológicas que cuando se contemplan dan un orden que hace que el amor pueda fluir entre sus componentes. Descubrimos que nuestra información genética no es solo un código de rasgos físicos y temperamentales, sino que también registra las improntas o sucesos traumáticos que vivieron nuestros antepasados, sus conflictos sin resolver… Que todo eso vibra en nosotros a un nivel inconsciente tan profundo que difícilmente nos daremos cuenta de que en cierta medida somos movidos por esos hilos invisibles y que no somos tan libres como creemos.

Muchas de las decisiones que tomamos, conflictos que vivimos, tendencias, incluso enfermedades, tienen una raíz en el pasado familiar. A través de una constelación puede salir a la luz aquello que quedó  sin resolver y que pulsa dentro para que por fin pueda ser sanado, trascendido y nos llegue todo lo que nuestros ancestros verdaderamente deseaban para nosotros, sus descendientes: las cualidades que desarrollaron en sus vidas, y toda la fuerza de superación que desarrollaron para poder pasar la vida hasta nosotros.

¿Qué situaciones de las que vivimos  pueden tener una raíz ancestral?
 En realidad,  todas aquellas que vivimos como si no pudiéramos escapar, dependencias, tendencias emocionales que no se explican por la propia vida, dificultades para encontrar o mantener una pareja, trastornos mentales, adicciones, enfermedades…
A veces se trata de ver más claro antes de tomar una decisión, encontrar el propio lugar en el mundo, dar un orden a la propia existencia y experiencias de la vida. Otras situaciones de conflicto interno que no tengan esa raíz ancestral también se pueden abordar desde esta herramienta  ya  que el facilitador de Constelaciones ha de disponer además de un amplio abanico de herramientas psicoterapéuticas que se pueden añadir a este método fenomenológico.



¿Qué es el método fenomenológico?
Esta es la parte que más suele sorprender de esta terapia.  Para empezar a entenderlo necesitamos darnos cuenta de que nuestro cuerpo es un resonador, como la cuerda de una guitarra que suena sola cuando otro instrumento vibra en su misma frecuencia. Así nosotros, también tenemos la capacidad de resonar con lo que vibran (o sienten) los demás.
Cuando quiero conocer algo o a alguien, puedo hacerlo desde distintas vías perceptivas. Habitualmente utilizamos la vía lógica y racional (nuestro hemisferio cerebral izdo.) desde ahí analizo lo que veo, lo separo en partes más pequeñas para descubrir su estructura, función… Sin embargo también puedo conocerlo utilizando la vía de la síntesis (hemisferio dcho.) voy a percibir que forma parte de un conjunto, que las interacciones con el sistema determinan su experiencia y lo que es… y si simplemente abrazo eso que quiero conocer y lo experimento en mi ser, entonces lo estoy conociendo fenomenológicamente, es un conocimiento desde la vía corporal.
Por ejemplo, puedo conocer un árbol estudiando sus raíces, tallo, hojas, usar el microscopio… (vía del hemisferio izdo.) luego puedo querer conocer  el bosque en el que vive, su intercambio con otras especies… (vía del hemisferio dcho.) y luego fenomenológicamente:  lo abrazo y lo siento y también lo conozco así, de esta forma que no puedo expresar con palabras porque es una experiencia, un fenómeno.
Esta última información es la más profunda de las tres, desde ella puedo incluso saber qué siente el árbol, qué necesita, de una forma más directa que desde las otras. Aunque todos podemos conectar de esta forma, es preciso cultivar esta vía sensitiva, pues las revelaciones profundas van a llegar desde una nueva forma de mirar.



Para participar en un taller de Constelaciones Familiares, no necesitamos tener unos conocimientos previos, la capacidad perceptiva se va desarrollando poco a poco conforme la vamos utilizando, para ello el terapeuta nos lo facilita. Lo que sí puede ayudar en un taller es aquella información que conocemos sobre los hechos impactantes que vivieron nuestros ancestros: participación en guerras, enfermedades, accidentes, crímenes, muertes tempranas. Es fundamental que todos aquellos que conforman nuestras raíces tengan un lugar en nuestro corazón, y eso es finalmente lo que va a producir la sanación interna. Por ello, tenemos en cuenta a todos los que no tuvieron ese espacio en vida: excluidos  por cualquier razón, niños que murieron tempranamente, hijos extramatrimoniales, incluso abortos…

Cuando nos acercamos a nuestros sistemas familiares con profundo respeto, cuando participamos en un taller sin juicios hacia lo que pueda mostrarse propio o ajeno; cuando nos centramos al servicio de un bien mayor, dejamos nuestros deseos personales y entramos en resonancia con lo que hay, entonces la información necesaria para trascender el conflicto surge y tras ella se abre el “alma familiar” una conciencia más amplia capaz de unir lo que antes estaba separado. Aquí comienza la sanación actuando a un nivel muy profundo en el consultante, su familia y a menudo en los participantes de la constelación.


Para saber sobre el próximo taller de Constelaciones Familiares 

Más información
inmapsi@gmail.com  Tel. 654 11 25 58

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada